• NUESTRA VOZ: Textos, escritos y documentos de la militancia del Frente de Guerra Central

  • OTRAS VOCES: Textos, artículos y documentos del pueblo...

  • DIALOGOS DE PAZ: Textos, artículos y documentos relacionados con los dialogos de paz

  • CULTURA: Expresiones artísticas y culturales de nuestra militancia

  • DEFENSA DEL TERRITORIO: Nuestra organización lucha por la defensa del ambiente y el territorio

  • LUCHA SOCIAL: Nuestra organización apoya las luchas sociales y populares

  • IGUALDAD DE GENERO: Nuestra organización apoya la igualdad de genero y defiende la causa LGBTI

  • EDITORIAL FGC: Análisis político periódico de la Dirección del Frente de Guerra Central

Copyright 2017 - Frente de Guerra Central

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Camilo Torres Restrepo fue un sacerdote, sociólogo, líder popular, guerrillero y revolucionario que marcó y sigue marcando la historia de lucha de los pobres de Colombia. Se formó como sacerdote y luego viajó a Europa, donde adquirió su formación como sociólogo. Regresó al país convencido que el amor al prójimo solo podía ser eficaz a partir del compromiso con los desposeidos y la lucha por su liberación.

En plena época del Frente Nacional, en que la oligarquía liberal y conservadora arreciaron sin compasión contra las clases populares, Camilo se destacó por su compromiso con los estudiantes desde su labor como capellán de la Universidad Nacional y como fundador de la facultad de Sociología; con los campesinos asumiendo su defensa ante las políticas lesivas del INCORA; con las barriadas populares al acompañar sus luchas y asumir su oficio sacerdotal como una opción por los pobres.

Desde su condición de cristiano Camilo afirmó que: “Yo opté por el cristianismo por considerar que en él encontraba la forma pura de servir a mi prójimo… Al analizar la sociedad colombiana me he dado cuenta de la necesidad de una revolución para dar de comer al hambriento, vestir al desnudo y realizar el bienestar de las mayorías de nuestro pueblo”.

Es su compromiso con el pueblo quien le lleva a dar impulso al Frente Unido del Pueblo, plataforma de unidad que integró a diversos sectores campesinos, estudiantiles, obreros, barriales y organizaciones políticas que anhelaban cambios sociales estructurales para Colombia.`Con ellos recorrió el país y se fue gestando una revolución que estremecía los cimientos de la oligarquía criminal liberal-conservadora. Por ello no dudaron en planear su muerte, situación que aceleró su compromiso con la causa del ELN incorporándose a la guerrilla para continuar materializando su compromiso de Amor Eficaz.

Camilo se hizo guerrillero como sociólogo, porque como científico comprendió que no bastaba diagnosticar sobre los males que aquejan a las sociedades capitalistas. Como sacerdote y cristiano se hizo guerrillero por serle fiel a sus convicciones y creencias en cuanto a que “el deber de todo cristiano es hacer la revolución”. Como dirigente popular, porque en sus afanes recorrió todos los espacios posibles rescatando los valores óptimos del pueblo; sudó con él, peleó con él y se alzó y se unió a aquellas masas llenas de desamparo y de hambre física e intelectual. Luchó de cara al país, como suele decirse hoy, contra las oligarquías, los altos mandos militares y las jerarquías eclesiales.

Por ello hoy, 50 años después de su caída en Combate en Patio Cemento (Santander) rescatamos la memoria y el legado de nuestro Comandante en Jefe Camilo Torres Restrepo, porque sin duda su vida fue un ejemplo de compromiso y entrega por la causa de los pueblos oprimidos y explotados por las oligarquías criminales de este suelo que llamamos Colombia; porque supo armonizar su papel como cristiano, como sacerdote, como sociólogo, como dirigente popular, con el paso definitivo hacia la lucha revolucionaria insurgente, asumiendo un compromiso de Liberación o Muerte para edificar una sociedad distinta, superadora de los anti valores capitalistas y constructora de una sociedad auténticamente humanista, una sociedad que solo puede ser construida con la lucha revolucionaria pues como el mismo Camilo lo decía “la revolución no solo es permitida sino obligatoria para los cristianos que ven en ella la única manera eficaz de realizar el amor para todos”.

Hoy las razones que nos llevaron a levantarnos en armas y que obligaron a Camilo a asumir la lucha revolucionaria siguen existiendo. La miseria, la exclusión y la explotación siguen siendo las armas preferidas de la oligarquía para someter a los pobres de nuestra nación y por tal motivo el legado y el ejemplo de Camilo Torres Restrepo continua vigente y latiendo en el corazón de los humildes. Por ello invitamos a los hombres y mujeres del pueblo colombiano a mantener vivo su compromiso, a seguir sus pasos y sumarse a la lucha por la liberación nacional. Desde las luchas populares, en la barriada, en el campo, en las universidades, en las fábricas y desde las montañas estamos llamados a continuar la lucha, porque solo mediante la lucha revolucionaria haremos realidad el sueño de Camilo de una sociedad justa, humana, sustentada en el Amor Eficaz.

 

NI UN PASO ATRÁS LIBERACIÓN O MUERTE

CONDUCCIÓN FRENTE DE GUERRA CENTRAL

f t g