• NUESTRA VOZ: Textos, escritos y documentos de la militancia del Frente de Guerra Central

  • OTRAS VOCES: Textos, artículos y documentos del pueblo...

  • DIALOGOS DE PAZ: Textos, artículos y documentos relacionados con los dialogos de paz

  • CULTURA: Expresiones artísticas y culturales de nuestra militancia

  • DEFENSA DEL TERRITORIO: Nuestra organización lucha por la defensa del ambiente y el territorio

  • LUCHA SOCIAL: Nuestra organización apoya las luchas sociales y populares

  • IGUALDAD DE GENERO: Nuestra organización apoya la igualdad de genero y defiende la causa LGBTI

  • EDITORIAL FGC: Análisis político periódico de la Dirección del Frente de Guerra Central

Copyright 2017 - Frente de Guerra Central

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Termina un año 2015 lleno de incertidumbres y certezas. Incertidumbres sembradas por un gobierno que habla de paz y sigue gobernando para la guerra. Certezas que solo la sociedad en su conjunto puede generar las transformaciones que el gobierno se niega a impulsar, para así construir la verdadera paz.

Con bombos y platillos la clase dominante en cabeza de Juan Manuel Santos viene anunciando "avances" en los diálogos que adelanta con los compañeros de las FARC en La Habana (Cuba). De esa manera anunció la firma de un acuerdo de "Jurisdicción Especial para la Paz", al igual que un acuerdo de víctimas, que se suman a los acuerdos sobre cultivos ilícitos y sobre la ruralidad. Si bien hay que reconocer que en los acuerdos reposan medidas que traen beneficios para las partes en conflicto que son necesarias en cualquier sociedad y Estado que se reconozcan como democrático, estas resultan insuficientes para buscarle cauces reales a los cambios que el pueblo reclama. Esa insuficiencia muestra la poca y falsa voluntad de paz de las clases dominantes, pues intentan a toda costa cambiar algunas cosas para que todo siga igual. De hecho hay que resaltar que los verdaderos logros de orden democrático que se expresan en los acuerdos obedecen a las propuestas que ha llevado a la mesa las FARC, recogiendo a su vez reivindicaciones históricas de diversos sectores sociales.

Con toda esa parafernalia el gobierno de Santos pretende imponer la idea que la paz será una realidad tras la firma de un acuerdo. Pretenden con ello seguir negando la voz a los pueblos, cerrar toda posibilidad a las transformaciones y limitar las luchas a las estrictas márgenes de la legalidad burguesa.

A la par con esto desde los medios de desinformación masivos los dueños del país promueven que nuestro ELN se niega a la paz y por ende contra nosotros deben enfilarse todas las baterías de la guerra. Desdibujan ante el imaginario colectivo que son ellos, quienes han mal gobernado el país por 200 años, los que han entregado nuestros bienes naturales a los intereses imperialistas, los que han condenado a generaciones enteras a la guerra, la miseria y la explotación, quienes no solo se niegan sino que a su vez hacen todo lo posible para que los pueblos oprimidos y hasta hoy vencidos, conquisten mediante la lucha social la posibilidad de una paz con justicia social.

Por ello ante una "paz" a la medida de los intereses de la oligarquía se hace imperioso que las clases populares hagan sentir su voz y estremezcan los cimientos de este régimen de terror y miseria. El año que inicia se convierte en una posibilidad más para que las luchas de los pueblos abran el cauce de las transformaciones y presionen cambios estructurales que permitan en realidad cimentar las bases de una nación en paz y equidad.

 

Seguiremos resistiendo ante las políticas de despojo, hambre y muerte que en cada trazo anuncia el gobierno, resistiremos al cansancio y a la desazón que vociferan los pregoneros de la pacificación que quieren vernos rendidos y renunciando a nuestros sueños e ideales de nueva sociedad y continuaremos ante todo luchando por materializar la construcción de la paz, con el pulso y el canto de toda la sociedad que anhela que nadie muera de hambre, que ningún ser humano duerma sin techo, que ni un solo niño muera de desnutrición y se quede sin escuela, que los ecosistemas se sequen por la falta de agua que se roban las multinacionales, que nadie tenga que rebajar su dignidad por encontrarse sin trabajo y un pan sobre la mesa, que nadie absolutamente nadie se vea sometido en su dignidad. Solo así podremos hablar de Paz.

 

 

CONDUCCIÓN FRENTE DE GUERRA CENTRAL DARIO DE JESUS CALLE CORREA

EJERCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL

NI UN PASO ATRÁS... LIBERACIÓN O MUERTE

f t g